La Doctrina de la Trinidad
26
Sep
2017

La Doctrina de la Trinidad

La doctrina de la Trinidad, simplemente, es que Dios es absolutamente y eternamente una esencia que subsiste en tres personas distintas y ordenadas sin división y sin replicación de la esencia.

 

Cada persona de la Trinidad posee toda la esencia indivisa de Dios. Este hecho significa que las tres personas, aunque distintas entre sí, son iguales en cada perfección (Atributo) de la esencia divina.

 

 

Adoramos a un solo Dios en Trinidad, y Trinidad en Unidad, sin confundir las Personas, ni dividir la Sustancia. Porque es una la Persona del Padre, otra la del Hijo y otra la del Espíritu Santo; mas la Divinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu es toda una, igual la Gloria, coeterna la Majestad. Así como es el Padre, así el Hijo, así el Espíritu Santo. Increado es el Padre, increado el Hijo, increado el Espíritu Santo. Incomprensible es el Padre, incomprensible el Hijo, incomprensible el Espíritu Santo. Eterno es el Padre, eterno el Hijo, eterno el Espíritu Santo. Y, sin embargo, no son tres eternos, sino un solo eterno; como también no son tres incomprensibles, ni tres increados, sino un solo increado y un solo incomprensible. Asimismo, el Padre es Dios, el Hijo es Dios, el Espíritu Santo es Dios. Y sin embargo, no son tres Dioses, sino un solo Dios. Así también, Señor es el Padre, Señor es el Hijo, Señor es el Espíritu Santo. Y sin embargo, no son tres Señores, sino un solo Señor. Porque así como la verdad cristiana nos obliga a reconocer que cada una de las Personas de por sí es Dios y Señor, así la religión Cristiana nos prohibe decir que hay tres Dioses o tres Señores. El Padre por nadie es hecho, ni creado, ni engendrado. El Hijo es sólo del Padre, no hecho, ni creado, sino engendrado. El Espíritu Santo es del Padre y del Hijo, no hecho, ni creado, ni engendrado, sino procedente. Hay, pues, un Padre, no tres Padres; un Hijo, no tres Hijos; un Espíritu Santo, no tres Espíritus Santos. Y en ésta Trinidad nadie es primero ni postrero, ni nadie mayor ni menor; sino que todas las tres Personas son coeternas juntamente y coiguales.

 

1. Hay un Dios:

  • Deuteronomio 6:4: Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor es uno.
  • 1 Corintios 8:4: En cuanto a los alimentos que se ofrecen a los ídolos, sabemos que un ídolo no tiene valor alguno en este mundo, y que solamente hay un Dios.
  • Gálatas 3:20: Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios sí es uno.;
  • 1 Timoteo 2:5: Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, que es Jesucristo hombre.

 

2. La Trinidad está compuesta de tres Personas:

  • Génesis 1:26: Entonces dijo Dios: «¡Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza! ¡Que domine en toda la tierra sobre los peces del mar, sobre las aves de los cielos y las bestias, y sobre todo animal que repta sobre la tierra!
  • Génesis 3:22: Y Dios el Señor dijo: Ahora el hombre es como uno de nosotros, pues conoce el bien y el mal. No vaya a ser que extienda la mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.
  • Génesis 11:7: Así que descendamos allá y confundamos su lengua, para que ninguno entienda la lengua de su compañero.
  • Isaías 6:8: Después oí la voz del Señor, que decía: «¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros?» Y yo respondí: «Aquí estoy yo. Envíame a mí.
  • Isaías 48:16: Acérquense a mí y escuchen esto. Desde un principio no he hablado en secreto; yo estaba allí desde que esto se hizo realidad, y ahora el Señor y su espíritu me han enviado.
  • Mateo 3:16-17: Después de ser bautizado, Jesús salió del agua. Entonces los cielos se abrieron y él vio al Espíritu de Dios, que descendía como paloma y se posaba sobre él. 17 Desde los cielos se oyó entonces una voz, que decía: «Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco.
  • Mateo 28:19: Por tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
  • 2 Corintios 13:14: Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes. Amén.

 

Es provechoso el conocimiento del idioma Hebreo, para el mejor entendimiento de los pasajes del Antiguo Testamento. En Génesis 1:1, se utiliza el nombre plural “Elohim”. En Génesis 1:26; 3:22; 11:7 y en Isaías 6:8, se usa el pronombre plural para “nosotros”. Sin duda, “Elohim” y “Nosotros” se refieren a más de dos. En el idioma Español tenemos dos formas, singular y plural. En el idioma Hebreo tenemos tres formas: singular, doble y plural. Doble es SOLAMENTE para dos. En Hebreo, la forma doble es utilizada para cosas que vienen en pares como los ojos, orejas y manos. La palabra “Elohim” y el pronombre “nosotros” son formas plurales – definitivamente más que dos – y deben estarse refiriendo a tres o más (Padre, Hijo, y Espíritu Santo).

 

En Isaías 48:16 y 61:1, el Hijo está hablando mientras hace referencia al Padre y al Espíritu Santo. Compare Isaías 61:1 con Lucas 4:14-19 y se dará cuenta de que es el Hijo hablando. Mateo 3:16-17 describe el evento del bautismo de Jesús. En este se ve a Dios el Espíritu Santo descendiendo sobre Dios el Hijo mientras Dios el Padre proclama Su complacencia en el Hijo. Mateo 28:19 y 2 Corintios 13:14 son ejemplos de 3 personas distintas en la Trinidad.

 

Cómo las Personas de la Trinidad interactúan entre la Trinidad:

 

Una Persona divina ama a otra, Juan 3:35; habita en otro, Juan 14:10, 11; sufre de otro, Zacarías 13:17; conoce a otro, Mateo 11:27; comunica a otro, Hebreos 1: 8; es el camino hacia otro, Juan 14: 6, habla de otro, Lucas 3:22; glorifica a otro, Juan 17: 5; confiere con otro, Génesis 1: 26,11: 7; planea con otro, Isaías 9: 6; envía a otro, Génesis 16: 7; Juan 14:26; recompensa a otro, Filipinas 2: 5-11; Hebreos 2: 9

 

3. Los miembros de la Trinidad se distinguen el uno del otro en varios pasajes:

En el Antiguo Testamento, “JEHOVA” se distingue de “Jehová”:

  • Génesis 19:24: Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos
  • Oseas 1:4: Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel.

 

“JEHOVA” tiene un “Hijo”:

  • Salmos 2:7: Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.
  • Salmos 2:12: Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.
  • Proverbios 30:2-4: Ciertamente más rudo soy yo que ninguno, Ni tengo entendimiento de hombre. 3 Yo ni aprendí sabiduría, Ni conozco la ciencia del Santo. 4 ¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes?

 

El Espíritu se distingue de “JEHOVA”:

  • Números 27:18: Y Jehová dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él.

y de “Dios”:

  • Salmos 51:10-12: Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. 11 No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. 12 Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.)

 

Dios el Hijo se distingue de Dios el Padre:

  • Salmos 45:6-7: Oh Dios, tu trono es eterno y permanente; tu cetro real es un cetro de justicia. 7 Porque amas la justicia y odias la maldad, Dios, tu Dios, te ha ungido como rey; ha derramado en ti el perfume de alegría; ¡te eligió a ti, y no a tus compañeros!

 

También encuentras esto en Hebreos 1:8-9.

 

En el Nuevo Testamento, Juan 14:16-17 es donde Jesús ruega al Padre que envíe un Consolador, el Espíritu Santo. Esto muestra que Jesús no se consideró el Padre o el Espíritu Santo. Tome en cuenta también todos los otros tiempos en los Evangelios, en donde Jesús habla al Padre. ¿Estaba hablándose a Sí mismo? No. El habló a otra persona de la Trinidad – al Padre.

 

4. Cada miembro de la Trinidad es Dios:

El Padre es Dios:

  • Juan 6:27: Trabajen, pero no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, la cual el Hijo del Hombre les dará; porque a éste señaló Dios el Padre.
  • Romanos 1:7: A todos ustedes que están en Roma, los amados de Dios que fueron llamados a ser santos: Que la gracia y la paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo sean con ustedes.
  • 1 Pedro 1:2: según el propósito de Dios Padre y mediante la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser limpiados con su sangre. Que la gracia y la paz les sean multiplicadas.

 

El Hijo es Dios:

  • Juan 1:1: En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra.
  • Juan 1:14: Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad.
  • Romanos 9:5: De ellos son los patriarcas, y de ellos, desde el punto de vista humano, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas. ¡Bendito sea por siempre! Amén.
  • Colosenses 2:9: Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,
  • Colosenses 1:15-17: Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación. 16 En él fue creado todo lo que hay en los cielos y en la tierra, todo lo visible y lo invisible; tronos, poderes, principados, o autoridades, todo fue creado por medio de él y para él. 17 Él existía antes de todas las cosas, y por él se mantiene todo en orden.
  • 1 Juan 5:20: Pero también sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna.

 

Clarificación de hijo unigénito:

 

La frase "sólo engendrado" o “hijo unigénito” traduce la palabra griega monogenes. Así que, ¿qué significa monogenes.?

 

Monogenes tiene dos definiciones primarias. La primera definición es “Referente a ser el único en su tipo dentro de una relación específica.” Este es el significado atribuido a su uso en Hebreos 11:17 cuando el escritor se refiere a Isaac como el “único hijo.” Abraham tuvo más de un hijo, pero Isaac fue el único hijo que él había tenido de Sara, y el único hijo del pacto.

 

La segunda definición es “Referente a ser el único de su tipo o clase, único en su género.” Este es el significado que está implicado en Juan 3:16. De hecho, Juan es el único escritor del Nuevo Testamento que usa esta palabra en referencia a Jesús (ver Juan 1:14, 18; 3:16, 18; 1 Juan 4:9). Juan estaba interesado principalmente en demostrar que Jesús era el Hijo de Dios (Juan 20:31), y él usa esta palabra para identificar a Jesús como el único Hijo de Dios – compartiendo la misma naturaleza divina de Dios – contrario a los creyentes que son hijos e hijas de Dios a través de la fe.

 

La conclusión es que, términos tales como “Padre” e “Hijo,” que son descriptivos de Dios y Jesús, son términos humanos, usados para ayudarnos a entender la relación entre las diferentes Personas de la Trinidad. Si puedes comprender la relación entre un padre y un hijo humanos, entonces puedes entender, en parte, la relación entre la Primera y Segunda Persona de la Trinidad. La analogía se rompe, si tratas de llevarla demasiado lejos y enseñar, como algunos cultos cristianos (tales como los Testigos de Jehová), que Jesús era literalmente “unigénito” como “producido” o “creado” por Dios el Padre.

 

Hebreos 1:3

 

3 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.

 

El Espíritu Santo es Dios:

  • Hechos 5:3-4: Entonces Pedro le dijo: «Ananías, ¿por qué le permitiste a Satanás que entrara en ti para mentirle al Espíritu Santo y sustraer parte de tu dinero? 4 ¿Acaso el terreno no era tuyo? Y, si lo vendías, ¿acaso no era tuyo el dinero? ¿Por qué decidiste hacer esto? No les has mentido a los hombres, sino a Dios.
  • 1 Corintios 3:16: ¿No saben que ustedes son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?
  • Romanos 8:9: Pero ustedes no viven según las intenciones de la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios habita en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
  • Juan 14:16-17: Y yo rogaré al Padre, y él les dará otro Consolador, para que esté con ustedes para siempre: 17 es decir, el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir porque no lo ve, ni lo conoce; pero ustedes lo conocen, porque permanece con ustedes, y estará en ustedes.
  • Hechos 2:1-4: Cuando llegó el día de Pentecostés, todos ellos estaban juntos y en el mismo lugar. 2 De repente, un estruendo como de un fuerte viento vino del cielo, y sopló y llenó toda la casa donde se encontraban. 3 Entonces aparecieron unas lenguas como de fuego, que se repartieron y fueron a posarse sobre cada uno de ellos. 4 Todos ellos fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu los llevaba a expresarse.

 

5. Las labores de los miembros individuales de la Trinidad:

 

El Padre es el recurso o causa esencial de:

  • El universo:
    • 1 Corintios 8:6: para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y a quien nosotros pertenecemos; y un solo Señor, Jesucristo, por medio de quien existen todas las cosas, incluso nosotros mismos.
    • Apocalipsis 4:11: Digno eres, Señor, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.
  • Sostiene la vida:
    • Mateo 6:26: Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?
  • La revelación divina:
    • Apocalipsis 1:1: Esta revelación Dios se la dio a Jesucristo para que mostrara a sus siervos lo que pronto tiene que suceder. Jesucristo envió a su ángel y se la dio a conocer a su siervo Juan,
    • Mateo 16:17: le dijo Jesús—, porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo.
    • Hebreos 1:1-2: Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, 2 en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A este lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.
  • La salvación:
    • Juan 3:16-17: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. 17 Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
  • Las obras humanas de Jesús:
    • Juan 5:17: Pero Jesús les respondió: «Hasta ahora mi Padre trabaja, y yo también trabajo.
    • Juan 14:10: ¿No crees que yo estoy en el Padre, y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre, que vive en mí, es quien hace las obras.).
  • El Juzga:
    • Mateo 15:13: Toda planta que mi Padre celestial no haya plantado será arrancada de raíz —les respondió—.
    • Hechos 17:31: Él ha fijado un día en que juzgará al mundo con justicia, por medio del hombre que ha designado. De ello ha dado pruebas a todos al levantarlo de entre los muerto.

 

El Padre PONE EN MARCHA todas estas cosas.

 

El Hijo es el agente a través de quien el Padre hace las siguientes obras:

  • La creación y mantenimiento del universo:
    • 1 Corintios 8:6: para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y a quien nosotros pertenecemos; y un solo Señor, Jesucristo, por medio de quien existen todas las cosas, incluso nosotros mismos.
    • Juan 1:1-4: En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra. 2 La Palabra estaba en el principio con Dios. 3 Por ella fueron hechas todas las cosas. Sin ella nada fue hecho de lo que ha sido hecho. 4 En ella estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad.
    • Colosenses 1:16-17: En él fue creado todo lo que hay en los cielos y en la tierra, todo lo visible y lo invisible; tronos, poderes, principados, o autoridades, todo fue creado por medio de él y para él. 17 Él existía antes de todas las cosas, y por él se mantiene todo en orden.
  • La revelación divina:
    • Juan 1:1: En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra.
    • Mateo 11:27: El Padre me ha entregado todas las cosas, y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.
    • Juan 16:12-15: Aún tengo muchas cosas que decirles, pero ahora no las pueden sobrellevar. 13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber las cosas que habrán de venir. 14 Él me glorificará, porque tomará de lo mío y se lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y se lo dará a conocer a ustedes.
    • Hebreos 1:1-2: Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, 2 en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A este lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.
  • Sostiene todo:
    • Hebreos 1:3: El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.
  • La salvación:
    • 2 Corintios 5:19: Esto quiere decir que, en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, sin tomarles en cuenta sus pecados, y que a nosotros nos encargó el mensaje de la reconciliación.
    • Mateo 1:21: María tendrá un hijo, a quien pondrás por nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.
    • Juan 4:42: y decían a la mujer: «Ya no creemos solamente por lo que has dicho, pues nosotros mismos hemos oído, y sabemos, que éste es verdaderamente el Salvador del mundo.
  • El Juzga:
    • Juan 5:22: Además, el Padre no juzga a nadie, sino que todo juicio lo ha delegado en el Hijo,
    • Hechos 10:42: Él nos mandó a predicar al pueblo y a dar solemne testimonio de que ha sido nombrado por Dios como juez de vivos y muertos.

 

El Padre hace todas estas cosas a través del Hijo, quien hace las veces de Su agente.

 

El Espíritu Santo es el medio por el cual el Padre hace las siguientes obras:

  • La creación y mantenimiento del universo:
    • (Génesis 1:2: La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.
    • Job 26:13: Con un soplo suyo se despejan los cielos; con su poder Dios agita el mar. Con su sabiduría descuartizó a Rahab; con su mano ensartó a la serpiente escurridiza.
    • Salmos 104:30: Pero, si envías tu Espíritu, son creados, y así renuevas la faz de la tierra.
  • La revelación divina y inspira la escritura:
    • Juan 16:12-15: Muchas cosas me quedan aún por decirles, que por ahora no podrían soportar. 13 Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir. 14 Él me glorificará porque tomará de lo mío y se lo dará a conocer a ustedes. 15 Todo cuanto tiene el Padre es mío. Por eso les dije que el Espíritu tomará de lo mío y se lo dará a conocer a ustedes.
    • Efesios 3:5: Ese misterio, que en otras generaciones no se les dio a conocer a los seres humanos, ahora se les ha revelado por el Espíritu a los santos apóstoles y profetas de Dios;
    • 1 Corintios 2:12-13: Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido. 13 Esto es precisamente de lo que hablamos, no con las palabras que enseña la sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, de modo que expresamos verdades espirituales en términos espirituales.
    • 2 Pedro 1:21: Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.
  • Regeneración
    • Juan 3:5-6: Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—. 6 Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu.
    • Tito 3:5: él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo,
  • El está en nosotros:
    • 2 Timoteo 1:14: Con el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros, cuida la preciosa enseñanza[a] que se te ha confiado.
  • El asegura por sellar
    • Efesios 1:13-14: En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido. 14 Este garantiza nuestra herencia hasta que llegue la redención final del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria.
  • Da el amor de Dios:
    • Romanos 5:5: Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.
  • El guía:
    • Romanos 8:14: Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

 

De este modo el Padre hace todas estas cosas por el poder del Espíritu Santo.

 

Conclusión:

 

Un Dios infinito no puede ser descrito completamente, por una ilustración finita. En lugar de enfocarse en la Trinidad, trate de enfocarse en el hecho de la grandeza de Dios y en la naturaleza infinitamente superior a nosotros mismos.

 

Romanos 11:33-34:

¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juicios e impenetrables sus caminos! 34 ¿Quién ha conocido la mente del Señor, o quién ha sido su consejero?